Anclajes ligeros con cabeza de tornillo, espárrago, gancho o argolla, anclajes de anillo expansible, para paredes huecas, anclajes para grandes cargas, anclajes químicos, tacos de plástico tipo Fischer, tacos de vuelco o ‘angelitos’, clavos de impulsión a pólvora, buterolas, etc.